domingo, 17 de agosto de 2008

El Parque Natural de los Valles Occidentales muestra una nueva imagen del oso en el Pirineo aragonés

17.8.2008.


El Departamento de Medio Ambiente ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización para la conservación del oso en el Pirineo, con la realización de una tirada de 1500 camisetas del Parque Natural de los Valles Occidentales con el oso como imagen central.

La camiseta, cuyo diseño incluye a un oso jugando con una persona, quiere simbolizar un cambio de mentalidad que se está produciendo en los últimos tiempos, considerando el oso como amigo, como símbolo del Parque y que puede servir también como motor del desarrollo rural de esta zona oscense. El diseño ha corrido a cargo de la empresa Kukuxumuxu y se ha realizado en tallas variadas para hombre, mujer y niño.

Las camisetas se entregan esta próxima semana a los ayuntamientos para su reparto gratuito entre los vecinos y una parte se pondrá también a la venta en el Centro de Visitantes del Parque Natural de Los Valles Occidentales, situado en Ansó, y en otros establecimientos colaboradores con el programa. El precio de venta en estos puntos será simbólico a 6 euros.

Esta medida se enmarca en las actividades de sensibilización puestas en marcha por el Departamento de Medio Ambiente, que se suman a los trabajos de seguimiento directo de la especie y su hábitat, y la adopción de medidas de cohabitación entre el oso y la ganadería extensiva.


El Parque Natural de Los Valles Occidentales, último refugio del oso pardo

El Parque de Los Valles Occidentales es el último lugar del Pirineo aragonés en el que el oso pardo logró sobrevivir. Estos valles, junto con el Roncal en Navarra y el Alto Bearn en Francia han sido el reducto de los últimos osos del Pirineo. Actualmente esta zona alberga una población de osos extremadamente reducida en un gravísimo peligro de extinción.

Tradicionalmente cuando se hablaba del oso en el Pirineo se hacía hincapié en las afecciones que podía tener la presencia de este animal en el ganado, que se reducen únicamente a la depredación sobre ganado menor. En la actualidad está cambiando esa visión y el oso empieza a contemplarse como un símbolo de la zona, como un emblema del Parque de Los Valles Occidentales, y uno de los mayores valores medioambientales de este lugar y que motivaron su declaración como Parque Natural.

Referente de un turismo natural de calidad

El oso es una especie emblemática que representa la verdadera esencia de la naturaleza pirenaica en peligro y este emblema puede ser utilizado como motor del desarrollo rural. Así se puso de manifiesto en las jornadas sobre turismo y oso que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino organizaron en Jaca, Boltaña y Benasque, en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente, y en la que se habló de la experiencia en la Cordillera Cantábrica.

En esta zona, al igual que en otros lugares tan dispares como el Trentino italiano o los Parques de Norteamérica, el turismo de naturaleza basado en el oso ha cambiado radicalmente la economía local: el turismo aumentó un 70% en el Trentino a raíz de la introducción de osos en esta parte de los Alpes italianos; en Somiedo, desde que se creó el Parque con el objetivo de asegurar la conservación del oso, el municipio ha pasado de ser el de menor renta per capita de Asturias a estar actualmente entre los 5 municipios más ricos del Principado; en EEUU y Canadá los osos son el principal atractivo de muchos de sus Parques e impulsan una buena parte de la iniciativa económica de las poblaciones de sus áreas de influencia.

No hay comentarios: