jueves, 28 de enero de 2010

La Mesa de la montaña se encalla

28.1.2010.

 


En Aragó Liberal

La reunión celebrada ayer por la Mesa de la Montaña puso de nuevo de manifiesto las diferencias de opinión entre las partes representadas en la misma, lo que ha llevado de nuevo a que no se pudiera concretar un consenso unánime y que se haya dejado un período de estudio y reflexión hasta el próximo martes día 2 de febrero.

       
   
ASAJA. Miércoles, 27 de Enero de 2010.- La reunión celebrada ayer por la Mesa de la Montaña puso de nuevo de manifiesto las diferencias de opinión entre las partes representadas en la misma, lo que ha llevado de nuevo a que no se pudiera concretar un consenso unánime y que se haya dejado un período de estudio y reflexión hasta el próximo martes día 2 de febrero.

 

Los principales desencuentros parten de la protección de los ecosistemas de montaña y que el urbanismo sin control se lleve por delante los paisajes de montaña donde hay estaciones de esquí. Estos son los principales escollos que hacen que exista un cierto "bloqueo" por parte de las entidades conservacionistas, y hay que recordar que esta Mesa de la Montaña ha tomado mayor protagonismo si cabe gracias al debate sobre la posible candidatura olímpica de Zaragoza-Pirineos y la competencia con Cataluña para la consecución de este evento.

Por parte de ASAJA, hace unos días Ramón Ballarín reclamaba la dignidad de los ganaderos de montaña y la exigencia de que no sólo no se criminalice su actividad, sino que se reconozca (como por ejemplo sucede en Francia) que estos ganaderos son los primeros conservadores de los territorios y los primeros interesados en un desarrollo sostenible y respetuoso, como vienen haciendo desde hace generaciones. Desde ASAJA,  consideramos un gran avance el que se cuente por fin con el sector primario en las políticas directivas de gestión de la montaña, como así lo confirma nuestra participación en esta mesa; sin embargo quedan temas importantes que no deben quedar fuera del alcance de la misma, como es la desmonopolización del negocio de la nieve de cara a la mejora del asentamiento de la población, el consenso en temas de reintroducción de especies que comprometen la gestión ganadera, el reconocimiento de la imprescindible labor medioambiental de la ganadería también en las estaciones de esquí, en las que su calidad en la gestión debería juzgarse como su grado de compromiso con el sector ganadero, y por supuesto la flexibilidad de las legislaciones sanitarias y medioambientales, abriéndose el abanico de posibilidades, para que los ganaderos puedan realizar su actividad con la naturalidad que merecen. Respecto al documento de los 15 criterios centrales opinamos que:

 

Criterio nº 2: CONSENSO:

 

Nos preocupan en este sentido las nuevas políticas ambientales no consensuadas con los ganaderos, como la  reintroducción del oso en el Pirineo, sobre todo en las zonas más turísticas donde no creemos que exista una demanda que la justifique.

 

Criterio nº 6: REVERSIBILIDAD:

 

Siempre valorando los aspectos positivos aportados para otros sectores por la instalación a desalojar, como pueden ser pista de acceso, puntos de agua etc. para el sector ganadero

 

Criterio nº 9: ASENTAMIENTO DE LA POBLACION:

 

Entendemos que este modelo debe tender a que sean los promotores privados de la zona sean los que gestionen los negocios tanto hoteleros, como de alquiler de viviendas así como también los negocios relacionados con la nieve, no debiendo acceder a ellos la promotora semipública de las pistas (ARAMON), ya que en este caso, no solo no se beneficiaría quién habita en la comarca, sino que se vería seriamente perjudicado por una competencia monopolizadora del turismo de nieve.

 

Criterio nº 11: COMPATIBILIZACION AGROGANADERA:

 

La calidad en la gestión deben entenderse como  cooperación con los ganaderos de la zona, valorando su labor en la prevención de aludes con los caminos creados por el paso de las reses en pastoreo, así como su imprescindible labor como mejorante de las pistas esquiables al cortar la hierba y mejorar su durabilidad; estos datos deberían verse reconocidos como ejemplo de buena gestión de cara al público y deberían de acompañarse de presencia de representantes con derecho a voz y voto en las juntas rectoras de las estaciones de cara a mejorar la relación con este sector.

No hay comentarios: